Queso batido: qué es y recetas

El queso fresco batido es queso fresco que durante su elaboración se somete a un proceso de batido con el que se consigue una textura cremosa.

queso batido

En cuanto a su composición nutricional, lo podríamos situar entre el yogur y el queso fresco.

A continuación, os muestro una tabla en la que he comparado el valor nutricional del queso batido desnatado, queso de burgos desnatado, yogur natural desnatado y queso de untar light por 100 g de producto.

He escogido la versión desnatada de los mismos simplemente porque el queso batido que más se comercializa es el desnatado. La marca analizada es Carrefour (al azar).

 

Como podéis apreciar en la tabla, si lo comparamos con el queso fresco: aporta menos calorías, menos sal, menos proteínas y bastante menos calcio. También aporta una cantidad insignificante menor de grasas. La cantidad de hidratos de carbono es la misma.

Producto

Queso fresco batido desnatado

Queso de Burgos desnatado

Yogur natural desnatado

Queso de untar Light

Valor Energético

46 kcal

66 kcal

38 kcal

159 kcal

Grasas

0 g

0.5 g

0.1 g

13 g

De las cuales saturadas

0 g

0 g

0.07 g

8.7 g

Hidratos de Carbono

4 g

4 g

5.3 g

3.3 g

De los cuales azúcares

4 g

4 g

5.3 g

3.3 g

Proteínas

7.5 g

12 g

3.9 g

8.3 g

Sal

0.1 g

0.91 g

0.15 g

0.9 g

Calcio

120 mg

345 mg

130 mg

No aparece. En otras marcas ronda los 98 mg.

Ingredientes

Leche desnatada pasteurizada. Fermentos lácticos.

Leche desnatada pasteurizada, cuajo y sal.

Leche desnatada, lactosa, proteínas de la leche, fermentos lácticos.

Leche pasteurizada, nata pasteurizada, fermentos lácticos, cuajo, sal, estabilizantes goma garrofín y carragenanos, proteínas de la leche.

Fuente: elaboración propia.

Si lo comparamos con el yogur natural aporta más calorías, una cantidad ligeramente menor de hidratos de carbono y casi el doble de proteínas. La cantidad de sal, calcio y grasas es similar.

Con el queso de untar, como podéis comprobar, no tiene comparación. Lo he añadido para que veáis su composición. Es mucho más calórico que los tres anteriores, contiene muchas más grasas, más de la mitad saturadas, más sal y menos calcio. Por lo tanto, no es la opción más saludable.

Comparando las tres opciones saludables, el queso batido o el yogur natural son los que menos calorías y menos sal contienen, pero el queso fresco es mucho más alto en calcio y también se comercializa su versión baja en sal. Por tanto, no hay que limitar el consumo solamente a uno de ellos.

El sabor neutro del queso batido y su cremosidad nos permite una mayor diversidad de recetas. Puedes mezclarlo tanto con dulce como con salado. Añadiéndolo a frutas, copos de avena, semillas y/o frutos secos. Preparar salsas para pasta, ensaladas etc; siendo un buen sustituto de la nata. Incluso puedes incluirlo en repostería casera.

A continuación, os presento algunas ideas:

  • Biscotes integrales con queso batido, fresas y mezcla de semillas:

fresas y queso batido

  • Ensalada de endibias con queso batido, manzana, nueces y tiras de pimiento asado:

Processed with VSCO with  preset

  • Pasta integral con “falsa carbonara”:

falsa carbonara.jpg

Receta:

Con 1-2 cucharadas de aceite pochamos cebolla cortada a taquitos. Incorporamos champiñones y subimos el fuego a medio-alto. Cuando los champiñones dejen de soltar agua, añadimos taquitos de jamón de pavo y salpimentamos al gusto.

Añadimos los vegetales a la pasta integral previamente hervida y mezclamos con el queso batido. Es importante incorporar el queso batido al final, ya que si lo mezclamos en la sartén con los vegetales es posible que se cuartee.

  • Bol de frutas con queso batido y mezcla de semillas:

frutas con queso batido

Anuncios

Bebidas vegetales y leche de vaca

bebidas vegetales

En cuanto a las bebidas vegetales, lo primero que hay que diferenciar es que no son leche, sino otro alimento completamente distinto.

Evidentemente, si son vegetales, no provienen del ordeño mamario de ningún animal, por lo que no podemos darles la definición de leches vegetales.

Suelen obtenerse a partir de legumbres, cereales o frutos secos.

Para aclarar un poco más la diferencia entre la leche de vaca, vamos a explicar el proceso de producción de la bebida vegetal más famosa actualmente, la bebida de soja:

  1. Limpieza del haba de soja.
  2. Eliminación de la cascarilla mediante un proceso térmico y en seco.
  3. Remojo en agua caliente.
  4. Molienda.
  5. Desactivación de los inhibidores de tripsina. La soja contiene inhibidores de una enzima llamada tripsina, la cual es esencial para la digestión y correcta absorción de las proteínas que ingerimos. Si no se realizase este proceso de desactivación, el consumo de esta bebida acarrearía problemas digestivos y de absorción de nutrientes. Aunque no sea una desactivación total de los inhibidores, sí que minimizan su concentración.
  6. Desodorización: Mediante un proceso de vacío se eliminan residuos que puedan dar mal sabor al producto.
  7. Adición de otros ingredientes: Aditivos que aumentan el valor nutricional del producto para que tenga propiedades nutricionales parecidas a la leche de vaca y otros aditivos para mejorar su sabor, olor y textura.
  8. Tratamiento térmico para su conservación.

Siendo que la soja es una legumbre… ¿os imagináis cómo resultaría la bebida resultante de quitar la piel de los garbanzos, ponerlos en remojo y molerlos? La bebida de soja, se parece mucho más a nuestra supuesta bebida de garbanzos que a la leche de vaca.

La industria añade a la bebida de soja aditivos nutricionales como calcio, algunas vitaminas etc para que su composición se asemeje en la manera de lo posible, a la leche de vaca, ya que se toma de forma similar a los lácteos (con cereales, café, cacao…) y lo que pretenden es su sustitución.

La mayoría de bebidas vegetales del mercado, sobre todo las de soja, están enriquecidas en calcio, con una cantidad igual o incluso mayor al que puede aportar la leche de vaca. Lo cual no quiere decir que nuestro cuerpo lo absorba igual; que un alimento sea muy rico en un nutriente no quiere decir que lo vayamos a asimilar mejor que de otro alimento que contenga menos. Por ejemplo, las verduras de hoja verde, las pequeñas espinas del pescado, algunos frutos secos, legumbres o mariscos también son alimentos ricos en calcio, pero nuestro cuerpo absorbe mejor el calcio de los lácteos.

bebida sojaPor muchos aditivos que lleven (y en mi opinión, también por llevarlos), nutricionalmente no podemos comparar las bebidas vegetales con la leche de vaca; no tienen por qué ser mejores ni peores, pero no son un alimento sustituto. Eso no quiere decir que no se puedan tomar las bebidas vegetales, pero hay que dejar claro que no son sustitutas de los lácteos aunque culinariamente las utilicemos de forma parecida.

En caso de no tomar leche de vaca, por cualquier motivo (aversión gustativa, alergias, intolerancia a la leche o dietas veganas), la bebida vegetal que más se parece dados sus aditivos y propiedades intrínsecas es la de soja. Que sea sin azúcares añadidos y sobretodo enriquecida en calcio. Mucho mejor si también va enriquecida en vitamina D.

Por último, aclararé que en este post no se pretende santificar la leche de vaca, ya que debe consumirse, al igual que cualquier cosa, con moderación. Nunca como sustituto del agua y con precaución ya que, aun consumiéndola desnatada, con su consumo seguimos aportando a nuestra ingesta diaria proteínas, algo de grasa y azúcares.

  • Fuente:

http://dimetilsulfuro.es