Cola de caballo: ¿beneficios o inconvenientes?

cola caballo

La cola de caballo es una planta que, en forma de infusión o comprimidos, se utiliza para la “retención de líquidos” (edema), los cálculos en el riñon y en la vejiga, para las infecciones del tracto urinario, la incapacidad para controlar la orina (incontinencia) y para trastornos generales de los riñones y de la vejiga.

También se utiliza para la calvicie, la tuberculosis, la ictericia, la hepatitis, las uñas quebradizas, las enfermedades de las articulaciones, la gota, la artrosis, la debilidad de los huesos (osteoporosis), la congelación, la pérdida de peso, para los períodos menstruales o prolongados y el sangrado sin control (hemorragia) de la nariz, pulmones, o del estómago.

Que se utilice para estas afecciones no implica que tenga que ser efectiva, ni inofensiva.

Las plantas relacionadas con la cola de caballo contienen sustancias químicas que funcionan como “píldoras de agua” (diuréticos) y aumentan la producción de orina. Pero no está claro si la cola de caballo también tiene este efecto.

cola caballo

No se ha encontrado ningún ensayo clínico controlado que evalúe la eficacia como diurético de la cola de caballo.

Según la Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales), hay insuficiente evidencia de la eficacia de este producto.

Además, la cola de caballo posiblemente no es segura si se toma por vía oral a largo plazo.

Posibles contraindicaciones: embarazo y lactancia, diabetes, niveles bajos de potasio o tiamina.

En cuanto a las interacciones con medicamentos y otras plantas, hay que prestar atención en el caso de estar tomando litio, ya que podría aumentar su cantidad en el organismo; también hay que evitar tomarla junto con areca y hierbas que contengan cromo o suplementos de cromo y de tiamina.

Fuente:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus

Anuncios